Recetas de cócteles, licores y bares locales

Zagat nombra los mejores restaurantes de sushi de EE. UU.

Zagat nombra los mejores restaurantes de sushi de EE. UU.

Estos restaurantes han llamado la atención de Zagat a pesar de que algunos pueden costarle un brazo y una pierna

Aquí hay un vistazo al interesante interior de Morimoto en Filadelfia.

¿Crees que tu pestaña de sushi de $ 60 es cara? Piensa otra vez. Zagat Guide ha nombrado a sus ocho mejores restaurantes de sushi en los EE. UU. Por solicitud de USA Today, y algunos harán que su billetera se estremezca con solo mirar el precio de un aperitivo.

El restaurante más barato de todos, donde puedes conseguir un excelente sushi por menos de $ 60, es Uchi en Austin, Texas, que sirve "increíbles platos de fusión que te hacen llorar de alegría", según Zagat y sus críticos. A partir de ahí los precios suben, pero con eso viene una calidad superior.

Katsu Japanese en Chicago es un bar de sushi tradicional con panecillos rellenos, y el O Ya de Boston ofrece "sushi innovador fuera de lo común". Makoto en Washington hace que los clientes se quiten los zapatos en la puerta porque está haciendo sushi de la manera tradicional con un menú omakase, donde el chef decide lo que quiere servir. Sasabune en Nueva York sigue de la misma manera omakase, así como Urasawa en Los Ángeles; pero en el último caso, tendrá que pagar, porque el precio promedio es de casi $ 500 por persona.

Zagat tuvo como objetivo dar a los lectores una idea de cuál es el precio promedio por persona en cada lugar, y su estándar es el precio promedio de la cena más una bebida y propina. Uchi en Austin es $ 56, Katsu en Chicago es $ 57, Morimoto en Filadelfia es de $ 74, Makoto en D.C. es de $ 78, Beso de mariscos en San Francisco es de $ 83, Sasabune en Nueva York es de $ 113, O Ya en Boston es de $ 118 y Urasawa en Los Ángeles es de $ 488.


Elegir pescado y marisco para sushi o sashimi

Casi todos los peces u otras criaturas marinas son comestibles, pero no todos son comestibles crudos. El pescado crudo ha estado de moda en Occidente durante algún tiempo, pero el sushi y el sashimi han sido parte de la cocina japonesa durante siglos. Al preparar cualquiera de los dos en casa, es mejor seguir su ejemplo para saber qué pescado puede comer crudo de forma segura.


Calificación Zagat

Son las guías de restaurantes más vendidas del país. pero ¿puedes confiar en ellos? Para descubrir la verdad, un crítico de restaurantes cruzó el país en un tour gastronómico por ocho ciudades y encontró muchas cosas difíciles de tragar.

¿Dónde comeremos esta noche? Si eso y aposs no los cuestión candente de nuestro tiempo, seguramente es una que atormenta a aquellos que quieren ganar en el juego de los restaurantes. Entonces, ¿a dónde se puede acudir para obtener un asesoramiento confiable, independiente y autorizado? ¿En qué otro lugar, se podría preguntar, sino en las guías más populares de la nación y de los apóstoles, las encuestas de Zagat?

Entre portadas icónicas de color vino oscuro adornadas con letras blancas en negrita, cada encuesta de Zagat enumera cientos de restaurantes, todos calificados en comida, decoración y servicio por un público supuestamente imparcial y conocedor en lugar de por críticos profesionales. Las guías son muy útiles, con códigos concisos que les dicen a los lectores todo lo que necesitan saber sobre un restaurante, excepto qué pedir. Como los editores no reembolsan las comidas a los encuestados (aunque compensan a cada uno con una copia del trabajo final), pueden revisar más establecimientos de los que serían humana o financieramente factibles para una persona, o incluso una publicación periódica. En la encuesta & aposs del año pasado de la ciudad de Nueva York, 20,424 personas calificaron casi 2,000 lugares.

Ese alcance incomparable y el sistema de votación democrático le han valido a las encuestas de Zagat muchos elogios. Según los anuncios de la contraportada, la guía ha sido apodada & quot; la biblia gastronómica & quot; por el Wall Street Journal, & quotindispensable & quot por el Los Angeles Times y & quot; la mejor fuente de información gastronómica precisa & quot; por el El Correo de Washington, lo cual aparentemente no le importa socavar a sus propios críticos. En esta cultura de la celebridad, no es ninguna sorpresa encontrar el respaldo adicional de Bill Cosby (& quot; Me encanta la buena comida. Por eso & quot; me encanta Zagat & quot) y Andrew Lloyd Webber (& quot; Oblitera la necesidad de cualquier otra guía & quot).

De hecho, con sus enormes ventas, las encuestas de Zagat prácticamente han borrado todas las demás guías. El año pasado, los verdaderos creyentes compraron alrededor de 650.000 copias del volumen de la ciudad de Nueva York solamente. Tim y Nina Zagat, fundadores y copresidentes de Zagat Survey LLC, publican actualmente 45 guías regionales y de ciudades que cubren los EE. UU., Toronto, Vancouver, Londres, París y Tokio, además de informes separados sobre tiendas, hoteles y lugares para salir por la noche. Ahora, con el respaldo de 31 millones de dólares de diversos inversores, los Zagat están preparando una importante expansión de sus servicios de Internet y posiblemente incluso una oferta pública inicial. Eso y muy lejos de la afición que comenzó en 1979 cuando los Zagat, como jóvenes abogados que vivían en París, mimeografiaron hojas de sugerencias de restaurantes de sus amigos y apos.

Pero lo que falta en todas estas miles de calificaciones es la evaluación más crucial de todas: ¿Qué tan bien funcionan realmente las guías? Si siguieras su consejo, confiando en que los puntajes altos para la comida en un restaurante determinado se traducirían en excelentes comidas, ¿cómo te iría? Para averiguarlo, recientemente hice una gira por ocho ciudades y comí en el restaurante que Zagat señaló como el que tiene la mejor comida de la ciudad. Estos establecimientos mejor calificados fueron Le Bernardin en Nueva York L & aposEspalier en Boston The French Laundry en Napa Valley (primer lugar en la guía de San Francisco) The French Room en Dallas The Inn at Little Washington en Virginia (el ganador en Washington, DC, y el único restaurante en el que sentí que me habían reconocido) Matsuhisa en Beverly Hills Andr & # xE9 & aposs en Las Vegas y Norman & aposs en Coral Gables, Florida (el campeón de Miami) & # x2014 siendo los dos últimos los únicos que nunca había cubierto antes en mis 35 años de reseñas de restaurantes. Para obtener una perspectiva de las escenas gastronómicas locales, también comí en muchos de los finalistas.

En un par de casos, la elección principal de la encuesta y una apuesta estaba relacionada con el dinero, en ninguna parte más que en LA LAVANDERÍA FRANCESA en Yountville, California. Eso y una suerte, teniendo en cuenta los enloquecedores obstáculos para hacer una reserva, una hazaña tan difícil que si no hubiera sido un proyecto de trabajo, me habría rendido pensando que ninguna comida valía la pena. Pero si alguno lo fuera, sería este. Aunque Thomas Keller, el célebre chef y propietario, estaba ausente, la cocina produjo sus ingeniosos platos de manera exquisita.

La comida de Keller & aposs es sorprendente, pero nunca exagerada. Sus invenciones soign & # xE9 parecían predestinadas: un gratinado de ostras con limón Meyer agridulce y un brioche tostado con caviar, emparedado de cangrejo de caparazón blando y tomate confitado, lomo de cordero asado con un pastel de polenta y alcachofas y pechuga de pato braseada con un contrapunto de endivia agridulce. mermelada. Un plato de queso que incluía & # xE9poisses fuertes y líquidas con brandy de ciruelas pasas dio lugar a postres clásicos de Keller como & quot; café y rosquillas & quot & # x2014.Mini donas espolvoreadas con canela y azúcar con sedoso semifreddo de capuchino & # x2014 y una refrescante tarta de ruibarbo alsaciano con mascarpone cremoso. sorbete.

Tenía curiosidad por visitar las mejores NORMAN y aposS en Coral Gables, donde Norman Van Aken es el chef tanto como yo admiraba a Van Aken cuando cocinaba en A Mano en South Beach hace una década, temí que su florida inventiva ya hubiera ido demasiado lejos. Pero mágicamente, incluso las combinaciones que parecían improbables parecían armoniosas. La comida era lujuriosa pero sutil, desde camarones ligeramente fritos con puré de yuca, salsa tártara de habanero y el famoso mojo verde Van Aken & aposs & # x2014tomatillo mayonesa & # x2014 hasta rollitos de primavera vegetarianos vietnamitas con jícama crujiente y finos filamentos de fideos. Una salsa de soja de limoncillo complementaba perfectamente el carpaccio de atún rojo rosado, al igual que una capa de comino en una suculenta y rara porterhouse de cordero. Y café fresco y satinado & # xE9 con leche panna cotta con churros diminutos con aroma a canela fue una fusión latino-italiana inspirada.

Debido a que uno puede objetar interminablemente acerca de la excelencia relativa de los mejores restaurantes de Nueva York y aposs (y porque es la ciudad que mejor conozco), utilicé un enfoque ligeramente diferente aquí, visitando la encuesta y apostando las cinco mejores selecciones en un intento de determinar solo si cada uno merecía estar entre la élite. Yo no clasificaría, por ejemplo, LE BERNARDIN, CHANTERELLE y NOBU primero, segundo y tercero, como lo hace Zagat, otorgando cada uno 28 puntos de un posible 30. Aún así, los tres son lo suficientemente notables como para que las opciones sean comprensibles. Pero cuando escaneé la lista de los subcampeones de Zagat & aposs, la verosimilitud salió volando por la ventana.

Las designaciones realmente increíbles son el estado de cuarto rango de SUGIYAMA, con su cocina esotérica japonesa, y la exhibición de quinto rango de PETER LUGER asador. Esto coloca a ambos restaurantes por encima de los consistentemente excelentes y mucho más ambiciosos Jean Georges y Daniel, ambos con 28 puntos, y Lespinasse, La Grenouille, Union Square Cafe y Gramercy Tavern, todos con 27. Sugiyama, que sirve una progresión formalizada de platos que pueden incluyen bistec a la piedra caliente, sushi y pequeños platos creativos, todo lo hace muy bien pero no sobresale en nada. Y en Peter Luger, comí muy buenas chuletas de cordero y bistec, pero también encontré tomates verdes, camarones insípidos que se dejaron demasiado tiempo en hielo, papas fritas alemanas quemadas, una salsa de bistec a la brasa y crema de espinacas que harían que incluso Gerber se estremeciera. Solo se puede suponer que la calificación 28 se aplica solo a la carne.

La aparición de un restaurante francés a la cabeza de la lista de Nueva York se repite en las guías de Zagat de todo el país. De los mejores restaurantes que visité, cinco son franceses y un sexto, & # x2014the Inn at Little Washington & # x2014, está ciertamente informado en francés. Aparentemente, los informes sobre la desaparición de la alta cocina son muy exagerados. También es sorprendente que a pesar de todo lo que escuchamos sobre la cocina italiana y sus esplendores regionales, solo cuatro lugares italianos ocupan el primer lugar en comida en las 40 áreas cubiertas en la edición de 2001 de la guía nacional Zagat & aposs. Los mejores restaurantes de America & aposs. Quizás un público inseguro todavía se sienta más seguro al declararse a favor de la cocina francesa.

Debido a que casi todos los restaurantes con las calificaciones más altas para la comida son extremadamente elegantes y caros, tuve que preguntarme si los críticos aficionados son capaces de separar la cocina del entorno. ¿Valorarían bien los mismos platos si se sirvieran en un entorno más sencillo? ¿Y acaso sienten la necesidad de tranquilizarse a sí mismos, ya que están pagando un cheque que supera los $ 200, que la comida que acaban de comer fue excelente?

Un ejemplo perfecto es LA HABITACIÓN FRANCESA en Dallas, un aspirante a ser de Versalles dorado con pisos de mármol verde, adornos de pan de oro, murales de querubines voladores y nubes trampantojo. La cocina demasiado ambiciosa envía creaciones tan equivocadas como codornices rellenas de pimientos rojos asados ​​y queso parmesano envueltas en tocino y servidas con polenta de endivias caramelizadas en una salsa balsámica de grosellas rojas. He escuchado que el posmodernismo en arquitectura se describe como la aplicación analfabeta de símbolos, y así es con este plato. Los inventos requieren más arte que esta cocina exhibida con una dura cola de langosta que no fue ayudada por hongos silvestres ni por un risotto caldoso e infundido con quotsorrel. Tampoco una salsa de hierba de limón metálica hizo mucho por un pastel de cangrejo demasiado cocido. La revisión de la cápsula de Zagat & aposs que describe el menú como & quot; clásico & quot es simplemente extraño, aunque la mejor oferta, un delicioso costillar de cordero asado, insinúa que los esfuerzos tradicionales podrían ser mejor recompensados.

El ranking superior de French Room & aposs plantea otras preguntas. Por un lado, ¿qué tan válida es la opinión local para el visitante? Un nativo de Dallas podría considerar que la comida francesa es más adecuada para una ocasión especial que la cocina regional. Pero un visitante preferiría (o debería) preferir las impresionantes especialidades del suroeste en la tercera mansión clasificada en Turtle Creek. Prefiero cenar allí cuatro noches a la semana que en el French Room o en el Riviera, cuya inocua comida francesa es la segunda opción de Zagat & aposs. Pero entonces, yo mismo soy un extraño aquí.

Como el interior cargado de kitsch en el French Room, los comedores de L & aposESPALIER en Boston, distribuidos en dos pisos de una casa adosada de estilo victoriano-eduardiano, ofrecen el tipo de entorno grandioso que los encuestados de Zagat parecen desear. Hace unos 10 años, consideraba que la comida aquí era tan excelente como divertida, pero ahora la cocina parece exagerada. La mayoría de los platos eran decepcionantemente insípidos, incluido un aperitivo de obsequio de camarones en un gel de algas marinas con pepinos demasiado fríos, un p & # xE2t & # xE9 de aves de caza técnicamente correcto, salteado de halibut de bote de día recocido & # xE9 bajo una papilla de semillas de girasol trituradas, y un pichón muy jugoso oscurecido por una salsa espesa y un pastel de almidón de taro y chirivía. En cuanto al puré de papas perfumado con lavanda, piense en comer popurrí. Entre las mejores opciones se encontraban la ensalada de cordero y los cangrejos fritos de caparazón blando fritos con sésamo negro.

Mientras hacía mis rondas, comencé a preguntarme qué papel juega el sentimiento en las calificaciones de Zagat de los restaurantes que han sido el escenario de tantas cenas familiares a lo largo de los años. ¿Puede ser que la comida esté muy condimentada con nostalgia? Eso, más un cierto resentimiento local hacia los intrusos célebres, debe estar funcionando en Las Vegas. El nivel de cocina en la ciudad ha aumentado drásticamente en los últimos años, pero la elección de las personas y los apóstoles sigue siendo ANDR & # xC9 & aposS, durante 21 años un elemento fijo en el antiguo barrio residencial desierto del centro. Este ícono local es un anacronismo funky con un aspecto & quot; antiguo auberge & quot & quot; vigas de madera oscura, cortinas y manteles de porcelana y cortinas de encaje. La comida francesa más tradicional es agradable de una manera suave, como con un filete salteado de lenguado v & # xE9ronique completo con uvas verdes (en sí mismo algo anacrónico, aunque bien preparado), un costillar de cordero bien al ajo, una miel. pechuga de pato asada y souffl de Grand Marnier & # xE9. Pero todo lo demás falló, incluido un canap & # xE9 de un poco de mousse de pato en crutones secos y desmenuzables y una versión espantosa del cliché de banquetes de antaño & # xE9 de mollejas en una empanada, aquí con quenelles de pollo del tamaño de un guisante en una bolsa empapada & # xE9e.

Se podría suponer que las opiniones de las guías estarían razonablemente actualizadas, ya que la primera instrucción en el formulario de la encuesta es & quot; Califique los restaurantes que visitó & aposve el año pasado & quot; Pero el cumplimiento de esta solicitud se basa estrictamente en el sistema de honor. Quizás el eslabón más débil del método Zagat es que a los encuestados no se les pide que proporcionen ninguna prueba de cuándo & # x2014si alguna vez & # x2014 visitaron los restaurantes por los que votaron. Zagat podría solicitar fotocopias de los recibos, incluso requiriendo que los encuestados escriban la fecha aproximada de su última visita, lo que frenaría el impulso de completar el formulario de cualquier manera, ya sea que las respuestas se basen en experiencias recientes, buenos recuerdos o, tal vez, imaginaciones. Sin embargo, cualquier táctica de este tipo podría disuadir a las personas de participar en la encuesta. (Tim y Nina Zagat no fueron entrevistados para este artículo, pero respondieron por escrito a varios problemas, incluido este. Dijeron que creen que la & quoto abrumadora mayoría & quot de los encuestados sigue las instrucciones del cuestionario & aposs, y agregaron, & quotEn cualquier caso, con miles de los topógrafos, siempre tenemos personas que visitan cada restaurante hasta el último minuto. Y nuestros editores locales, que son escritores de alimentos activos, tienen conocimiento actual de los restaurantes encuestados. & quot)

LA POSADA EN LITTLE WASHINGTON, en el área de Washington, D.C., ha ganado la calificación más alta de Zagat para alimentos todos los años desde 1995 si, como creo, el desempeño de la cocina y el éxito ha caído algunos puntos en ese tiempo, la encuesta no lo refleja. Encuentro sofocante la decoración victoriana-eduardiana, pero siempre había sentido que estaba más que compensada por la sutileza de la comida. No es así en esta última visita. En su cocina magníficamente equipada, Patrick O & aposConnell depende demasiado de la fruta, ya sea en el coulis de manzana que endulza demasiado el suave boudin blanc, o la mezcla de frutas tropicales que compromete la deliciosa carne de cangrejo, o la piña caliente con pato que se dice que se cocina & quot; tres veces & quot; lo que significa recocido hasta quedar bien. La salsa de sidra de manzana arruinó el sabor del conejo estofado, pero los arándanos agrios en escabeche complementaron perfectamente el delicioso venado con pimienta incrustada. O & aposConnell & aposs obviamente goloso le sirve bien con postres, a juzgar por el delicioso pastel de chocolate líquido Valrhona y la crujiente mejorana con sus toques de avellanas y chocolate. Las galletas también estaban buenas.

Otro restaurante que parece estar disminuyendo es la opción número uno en Los Ángeles, MATSUHISA. Cuando se inauguró en 1987, fue realmente una maravilla, ya que Nobuyuki Matsuhisa, el afable chef de sushi japonés, que ha pasado un tiempo en Perú, Argentina y otras partes de América del Sur, creó su propia marca de cocina fusión. Pero como ahora divide su atención entre sus siete puestos avanzados de Nobu en todo el mundo (incluido el de Nueva York), Matsuhisa ha sufrido. Las berenjenas baby con miso, los fideos soba fríos y la jurel marinada con rodajas de jalape & # xF1os estaban deliciosas. Pero muchas de las especialidades de fusión estaban demasiado saladas y oscurecidas por las salsas marrones espesas, especialmente abrumadoras cuando se comparan con el delicado atún en una ensalada de sashimi. Otros, como la carne de Kobe con verduras y el calamar "pasta", sugirieron comida china para llevar salteada. Incluso el característico bacalao negro con miso, generalmente sedoso, llegó seco y arrugado, y la tempura era de tercera categoría, empapada y harinosa. La multitud colorida, el personal servicial y los platos más atractivos me atraería, pero los preparativos indiferentes apenas justifican la calificación superior.

Otros escritores han dicho que las partituras de Zagat son profecías autocumplidas, un fenómeno que William Grimes del New York Times ha llamado & quot; el efecto Zagat & quot.

Debido a que abundan las historias de restauradores que tiemblan cuando Tim y Nina Zagat aparecen en la puerta, uno tiene que preguntarse si ellos o sus editores ejercen una influencia indebida en sus libros. ¿Qué significa, por ejemplo, cuando un humilde puntaje de 19 para la comida en Guastavino en la guía de la ciudad de Nueva York de 2001 incita a los editores a señalar que el complejo de restaurantes incluye un comedor más formal? Cuya alta calidad no se refleja adecuadamente en nuestro calificaciones & quot? ¿Dice quién? Los Zagat responden que los editores hicieron esta afirmación porque, a partir de los comentarios de la encuesta, quedó claro que algunas personas "habían confundido a Guastavino y una brasserie informal de abajo con su restaurante de alta cocina". Luego está la cuestión de qué lugares entran en la guía. El otoño pasado, la publicación de la encuesta de Boston tuvo que retrasarse después de que un crítico local notó que un restaurante se describía en las galeras como si ya estuviera abierto cuando, de hecho, no lo estaba.

Todo lo cual no dice nada acerca de dos fenómenos que parecen estar más allá del control del editor y el jefe. Varios restauradores me han hablado de visitas de encuestados deshonestos que se anuncian a sí mismos como participantes de la encuesta con la esperanza de obtener comida y servicio especiales, si no una comida gratis. (Los Zagat responden: "Si alguien debe ser tan grosero como para actuar de esa manera, esperamos que el restaurante lo ignore, como lo haría con cualquier otro cliente que deja caer un nombre con la esperanza de conseguir una buena mesa"). los restauradores, por su parte, han reclutado a amigos, familiares, personal y clientela para llenar las urnas. Aunque Tim Zagat dice que tiene un sistema para detectar tal estratagema, hacerlo parece prácticamente imposible. Obviamente, estas respuestas de ingeniería podrían generar enormes ganancias para los restauradores y una decepcionante pérdida de dinero para el cliente.

Dejando a un lado estos fallos, las encuestas de Zagat se basan o caen en su premisa central: que miles de opiniones separadas se suman a algo parecido a la verdad. Cuando se les preguntó sobre la confiabilidad de sus guías, los Zagat respondieron: "Discutimos. que nuestras calificaciones numéricas y nuestras revisiones basadas en el consumidor son más confiables que cualquier crítico individual porque se basan en las experiencias compartidas de una gran muestra representativa de clientes inteligentes (200,000 solo este año) en lugar de los prejuicios personales de uno, frecuentemente reconocido, crítico profesional. [E] l enorme éxito de ventas de nuestros libros y el aumento constante en el número de encuestadores participantes año tras año sugieren que los visitantes de restaurantes encuentran que nuestro método es una base confiable para calificar restaurantes, lo cual es una medida suficientemente buena para nosotros . & quot

Habiendo desconfiado siempre del consenso, siento que el sistema de depender de un gran público en lugar de críticos profesionales no tiene más validez para evaluar restaurantes que si se aplicara al arte o al teatro. La mayoría puede estar equivocada y una opinión bien informada vale más que la de mil aficionados. El éxito popular no es una medida de excelencia. Si lo fuera, significaría que McDonald & aposs sirve las mejores hamburguesas del mundo y aposs, KFC hace el pollo frito perfecto, Pizza Hut es la envidia de Nápoles y, pensándolo bien, que Zagat Survey es nuestra mejor guía de restaurantes.

Mimi Sheraton fue la New York Times crítica de restaurantes de 1976 a 1984. Ha escrito para Tiempo y Feria de la vanidad.


Inari sushi with Tuna Acerca de Inari Sushi Para obtener más información sobre qué es Inari y dónde conseguirlo, consulte el siguiente artículo: qué es Inari. Ingredientes: Rendimiento: 16 piezas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.
¡Me encantan las galletas! Política de privacidad

Evite las grandes fiestas de sushi durante la pandemia de COVID-19. Información de Convid-19

Resumen de privacidad

Las cookies necesarias son absolutamente esenciales para que el sitio web funcione correctamente. Esta categoría solo incluye cookies que garantizan funcionalidades básicas y características de seguridad del sitio web. Estas cookies no almacenan ninguna información personal.

Las cookies que pueden no ser particularmente necesarias para que el sitio web funcione y se utilizan específicamente para recopilar datos personales del usuario a través de análisis, anuncios y otros contenidos incrustados se denominan cookies no necesarias. Es obligatorio obtener el consentimiento del usuario antes de ejecutar estas cookies en su sitio web.


Lo probamos: un restaurante secreto de sushi escondido en una habitación de hotel de Nueva York

Comer en una habitación de hotel no es algo nuevo. Cualquiera que haya estado en un viaje de negocios probablemente haya experimentado la alegría del servicio a la habitación: comer bistec y vino tinto en la cama mientras está envuelto en una bata de baño, viendo la televisión. (O espera, ¿soy solo yo?) Pero en realidad me levanto para ir fuera comer en un restaurante que & # x2019s & # x2019s & # x2019s & # x2019s en una habitación de hotel en la que no te estás quedando, es otra cosa.

Inaugurado en diciembre de 2018, Sushi by Bou en el Hotel 3232 es la última rama de Sushi by Bou, el restaurante japonés omakase que se inició en el mercado Ganesvoort de Nueva York y # x2019, conocido por su servicio de sushi rápido y económico. Para aquellos que no están familiarizados con el término, omakase significa literalmente, & # x201C dejar a otro para decidir qué & # x2019s es mejor & # x201D Es & # x2019s un menú de degustación donde todas las decisiones quedan en manos del chef, que muestra no solo el pescado sino también su o su talento para preparar platos deliciosos y hermosos.

Llegué a la recepción de Midtown & # x2019s Hotel 3232 con un amigo, indicando & # x201CSushi by Bou & # x201D como nombre de mi reserva / registro. Como cualquier otro huésped del hotel, nos entregaron una tarjeta de acceso y nos indicaron cómo llegar a la habitación. En el poco tiempo que me tomó tomar el ascensor y entrar al pasillo del décimo piso, mi imaginación se disparó con cada historia extraña de hotel que se me ocurrió: ¿Me invitarían a jugar los gemelos de & quot; El resplandor & quot? No es & # x2019t entrar en una habitación de hotel extraña exactamente el tipo de cosa que & # x2019re no ¿supone que debe hacer? ¿Le dijimos a alguien más adónde íbamos esta noche?

Agité la tarjeta de acceso frente al sensor y mi amigo y yo respiramos profundamente y abrimos la puerta. Todas nuestras preocupaciones se desvanecieron cuando nos recibió una amable anfitriona. Nos recibió en un espacio acogedor, que estaba configurado como un pequeño salón. Diminuto, minimalista y moderno con algunos toques de inspiración asiática, el espacio era una verdadera habitación de hotel de Nueva York (léase: PEQUEÑA) retro-equipada en un restaurante en miniatura. Una pequeña zona de asientos con un sofá de dos plazas, dos sillas y una mesa baja fueron el punto focal. Este mueble estaba a unos pies de una barra de sushi de 4 asientos que estaba a un lado de la habitación (sin camas ni Diestro-¡como trapos a la vista!) Pensé que podría haber más espacio en una esquina, pero me di cuenta de que era solo una puerta al baño, no diferente a cualquier otro baño de hotel, excepto que la ducha estaba tapada. La preparación ocurrió principalmente en el modesto espacio detrás de la barra donde ver al chef de sushi hacer lo suyo fue parte de la experiencia.

En una inversión del flujo habitual del restaurante, tomamos bebidas junto a la mesa mientras esperábamos para comer en el bar (los asientos ocurren cada hora de 5 a 10 p. M.). Si te sientes claustrofóbico (aunque realmente no hay necesidad, este es un espacio pequeño donde el término inmobiliario de Nueva York & # x201Ccozy & # x201D dice la verdad), también hay una terraza al aire libre de 25 asientos. El ritmo era tranquilo, y debo decir que fue agradable estar en un lugar donde una conversación pudiera tener lugar sin la competencia externa de la charla y la música estridente. Incluso comenzamos a conversar con el otro par de compañeros de comedor que completarían nuestros asientos a las 8 pm.


St. Regis Brasserie

Para disfrutar de la cocina francesa experta en Estambul, no busque más allá de St. Regis Brasserie. Ubicado en el lujoso hotel St. Regis Istanbul, el íntimo restaurante cuenta con comedores interiores y exteriores con elegantes acentos como roble, latón y ónix. La tarifa es de temporada e incluye platos contemporáneos de inspiración francesa con un toque turco. Un extenso menú incluye una variedad de ensaladas, pastas artesanales y sándwiches entre aperitivos y platos principales. Pruebe las albóndigas St. Regis Brasserie o el besugo negro frito con un Bloody Mary exclusivo del menú de cócteles. Asegúrese de dejar espacio para el postre & # 8211 el restaurante ofrece tarta de frambuesa, arroz con leche, tiramisú y tarta de queso mascarpone.


Vuelve a imprimirse la guía de Zagat

Después de una ausencia de tres años, la encuesta de la ciudad de Nueva York regresará el martes con la misma portada y dimensiones de bolsillo.

Han pasado tres años, pero ese conocido libro marrón está de vuelta. La encuesta de Zagat de 2020 sobre restaurantes de la ciudad de Nueva York saldrá a la venta el martes.

El nuevo libro de 352 páginas conserva las mismas dimensiones de portada y tamaño de bolsillo que el original. Los tres restaurantes más populares, es decir, los lugares que los encuestadores nombraron como favoritos: Le Bernardin, Gramercy Tavern y Peter Luger Steak House, también eran los mismos que en la guía de 2017.

Le Bernardin, Daniel y Bouley at Home encabezaron la lista de los mejores restaurantes de comida, seguidos por Sushi Nakazawa, Gabriel Kreuther, Decoy, Lucali, Eleven Madison Park, 4 Charles Prime Rib y Via Carota.

Majorelle desplazó a Asiate como No. 1 en la lista de la mejor decoración. Le Bernardin cayó al segundo lugar después de Daniel en la lista de mejores servicios. (Once Madison Park quedó en tercer lugar).

Tim y Nina Zagat, ambos abogados y amantes de la comida, comenzaron a publicar la guía, con calificaciones basadas en las opiniones de las personas que completaron un cuestionario, hace 40 años. En 2011, después de haberse expandido por todo el mundo, lo vendieron a Google por 151 millones de dólares. Google lo mantuvo durante varios años, hizo algunos cambios y luego dejó de publicar las guías en 2016. El Infatuation compró la marca el año pasado.

“Escuchamos a muchas personas que nos suplicaron que les devolviéramos la guía impresa”, dijo Chris Stang, fundador y director ejecutivo de Infatuation, una guía en línea y una plataforma de calificaciones.

Para esta última guía, Infatuation consultó a los Zagat y restauró el sistema de calificación, calculado sobre un total de 30, que usaron durante décadas. Los comentarios para los restaurantes tienden a ser positivos, con citas como "es conveniente" que equilibran términos como "simplemente decente" y "mediocre" para lugares de baja calificación como Sardi's y Jue Lan Club. Aproximadamente 12.000 personas participaron en la votación de esta guía.

Solo 10 restaurantes vegetarianos y veganos se incluyeron en el índice, en comparación con 23 en 2017. Hangawi y Kajitsu, ambos vegetarianos, están incluidos en la encuesta de 2020, pero en lo que parece ser un descuido, no figuran como vegetarianos en el índice. .

La nueva guía ha omitido una categoría de Mejores compras (a veces llamada Bang for the Buck) porque se consideró que las opiniones de las personas sobre el buen valor variaban demasiado. También desapareció una categoría de cierres notables.

"Las cosas cambian muy rápidamente en la ciudad, y hay cosas que ya están desactualizadas", dijo Stang.

Queda por ver si se publicarán guías impresas para otras ciudades, y es poco probable que se publique una versión en línea de la guía de Nueva York antes del próximo verano.

“Tal como están las cosas, podría considerar que la guía es como una aplicación en papel”, dijo Stang.

Los restaurantes Zagat 2020 de la ciudad de Nueva York estarán disponibles el martes en las librerías y en línea por $ 17.95.


La guía de restaurantes Zagat volverá a Los Ángeles este verano

Después de una pausa de seis años, una versión de la guía de restaurantes de Zagat regresará a Los Ángeles en junio. The Infatuation adquirió la marca Zagat de Google en 2018.

La guía se compilará a través de una encuesta en línea a los comensales de Los Ángeles que evaluará y evaluará cualquier restaurante, camión de comida o puesto abierto en el condado de Los Ángeles. La encuesta está abierta al público y está disponible ahora en el sitio web de Zagat hasta el 17 de marzo.

“Queríamos traerlo de vuelta a sus raíces en la encuesta de comensales”, dijo el cofundador y director ejecutivo de Infatuation, Chris Stang. "Se había convertido en algo impulsado por la editorial durante el mandato de Google y esta era una oportunidad para recuperar la voz de una comunidad de personas que conocen los restaurantes".

La lista oficial de L.A. Times de los 101 mejores restaurantes de Los Ángeles, seleccionada por nuestros críticos de restaurantes.

The Infatuation Zagat lanzó una guía de Nueva York a fines del año pasado con una base de datos en línea actualizada y una guía física que incluía 1.400 restaurantes. Si bien Stang dijo que la guía de Nueva York se vendió bien, está esperando para evaluar la respuesta a la encuesta en línea antes de decidir publicar otro producto físico para Los Ángeles.

Durante un tiempo, las calificaciones de Zagat fueron omnipresentes, y los restaurantes mostraban sus calificaciones en el color burdeos y blanco característicos de Zagat en las ventanas de todo el país. Los libros no incluían fotos, solo borrones de texto improvisados ​​de los envíos de los lectores. Su máxima influencia fue a finales de los 90 y principios de los 2000. Google compró la compañía de guías por 151 millones de dólares en 2011, ya que estaba aumentando sus ofertas de reseñas locales en 2011.

Stang dijo que está tratando de mantener vivo el espíritu de esas guías originales de Zagat con el nuevo sitio web, pero lo modernizará un poco; la guía, por ejemplo, incluirá fotos de los restaurantes.

El crítico de restaurantes Bill Addison señala siete reseñas recientes, desde un camión de comida de carnitas hasta una pequeña maravilla japonesa, que ilustran la increíble cultura gastronómica de la ciudad.

Como en el pasado, los comensales recibirán una lista inicial de docenas de restaurantes para calificar en comida, servicio y decoración usando la escala original de Zagat de 30 puntos. (Google, por un tiempo, lo cambió a una escala de cinco puntos). A los encuestados también se les dará la opción de enviar restaurantes que no estén incluidos en la encuesta. If it looks like a certain area or community is not represented, Stang said, the company will reach out via newsletters, social media and other outlets to solicit more opinions for inclusion.


Contenido

los Zagat Survey was established by Tim and Nina Zagat in 1979 as a way to collect and correlate the ratings of restaurants by diners. [5] Their first guide covered New York City dining, and was accomplished on the basis of a survey of their friends. [6] By 2005, the Zagat Survey included 70 cities, with reviews based on the input of 250,000 individuals. [7] The Guides, over the years, have reported on and rated restaurants, hotels, nightlife, shopping, zoos, music, movies, theaters, golf courses, and airlines. [7] Zagat guide ratings are on a five-point scale, 5 being the highest and 1 is the lowest, with component ratings for defined areas, e.g., for restaurants, including food, decor, and service (with cost also being estimated). [8] In addition to numeric scores, the survey also includes a short descriptive paragraph that incorporates selected quotations (typically a few words) from several reviewers' comments about each restaurant or service, as well as the pricing and rating information.

In 1999, Tim and Nina Zagat's son, Ted Zagat, joined Zagat and served as president and COO until 2007. [9] [10]

Zagat's distinctive thirty-point rankings were replaced with a five-point scale for products not at the Zagat website, following acquisition by Google in September 2011. [3] In March 2018, Zagat was sold by Google to The Infatuation, a restaurant rating app. [11]

Private equity firm General Atlantic bought one-third of parent company Zagat, LLC, for $31 million in February 2000 and installed non-Zagat family member Amy B. McIntosh as CEO. [12]

In 2008, the company was on the block for $200 million. After there were no takers, the company announced in June that it was no longer for sale and that it would seek an organic growth strategy. [13]

On September 8, 2011, the company was acquired by Google for more than $150 million, the 10th largest acquisition by Google as of that date, at the championing of Marissa Mayer, its Vice President of Local, Maps, and Location Services. [1] [14]

On March 6, 2018, Google sold the company to restaurant discovery platform The Infatuation for an undisclosed amount. [4]

Initial integration Edit

Google is reported to have planned to use the Zagat acquisition to provide more content and reviews for its locally oriented services. [15] [16] [17] On May 30, 2012, Zagat was officially integrated into Google's services, with its reviews now appearing on Google Maps and Google+ Local pages for relevant restaurants. Además, el Zagat online service became free to use, and once required a Google+ account to register though that is no longer the case. [18] By July 2013, the Zagat online presence had (alongside its printed Guides, see below) narrowed from thirty cities, to nine – eight in the U.S., as well as London – though earlier content on other cities remains discoverable by outside search. [3] At the same time, Google pushed ahead with plans to "Zagatize the world" through broader simplified business rankings, [14] and by providing broad content unlike the traditional Zagat, both city-specific (e.g., "Great Hot Dog Joints in NYC"), [3] and cross-destination (e.g., "Best Sushi Restaurants in 8 U.S. Cities."), as well as completely location-independent content (e.g., "Rosé for Every Mood: What to Bring to Any Summer Occasion"). [19]

Expansion under Mayer Edit

Initially, however, the eventually proscribed digital and print aims were the subject of an aggressive plan to expand the impact of Zagat through new hard-copy city guides, which required that Google VP Marissa Mayer and a senior product manager Bernardo Hernandez add further editors to the group it acquired with the Zagat acquisition unfortunately, because of leadership changes above Mayer – earlier in 2011, Google cofounder and first CEO, Larry Page, had replaced Eric Schmidt, returning to the helm to again manage the company – the request to increase the number of "Googlers" (full-time Google employees) was denied, and Google's Zagat editorial division was instead grown via staffing with temporary contractors (January–March 2012). [14] During this period, at least some of the hired contractors were led to believe by Google HR that it was their hope that after the year, contractors would join Googlers as permanent employees, with benefits moreover, the experience of contractors during this period is reported to have been that of a normal Google employee (invitations to all-hands Google employee meetings and social events, and receipt of at-work benefits). [14]

Reorganization, departures, Frommer's acquisition Edit

However, as the reorganization by Page continued, and further decisions were made by Google management, the commitment to the Mayer vision for Zagat waned. Page's assignment of Susan Wojcicki to head Google's advertising area led to the move of another Google veteran, Jeff Huber, to lead the very large "Geo and Commerce" area, a new combined group that would eventually include the Zagat team (alongside Google Maps & Earth, Travel, Shopping, Wallet, and other endeavors). [14] This reorganization left Marissa Mayer without a comparable leadership position, instead placing her as a report to her "peer" Huber Mayer departed Google thereafter, to become the CEO of Yahoo! in July 2012. Other management changes were harbingers of a challenging year for this group (e.g., executive firings and departures, including "the entire team that launched Google Wallet"), and Huber eventually moved from managing Geo and Commerce to join the Google X research team. [14]

Mayer's departure as champion of Zagat ' s acquisition and expansion, Huber's challenges in leading the large disparate Geo and Commerce group, and Google management's decision on a further acquisition – Frommer's, the venerable travel guide publisher, in August 2012 [20] – appear, in concert, as evidence of changing plans of management for the original Zagat equipo. After the standard Google all-hands meeting where the Frommer's acquisition was announced and discussed, contractors ceased to be invited to these Google meetings. [21] In this period, Hernandez continued to lead the Zagat group, where it is reported that Google reorientation of Zagat from their original business model to "'Zagatize' the world. [through] 100,000 ratings for small businesses" resulted in missed editorial production goals and Zagat contractor resentment toward the new Frommer's Googlers they perceived as having been given their positions. [14]

Dissolution of Zagat team Edit

The situation and morale in the Zagat unit is reported to have decayed further when, in December 2012, Google informed the contractors, most former full-time Zagat employees, that their contracts would not be renewed in 2013, only to alter course within days and report renewal of the contracts through the end of June 2013. In this new period, communications between Googlers and Zagat contractors are said to have decayed, with a further end to the social perks they had earlier enjoyed. As well, Bernardo Hernandez departed from his leadership role of the unit. [14]

While Google has declined comment, one source reported in June 2013 that "The future of Zagat book production looks extremely bleak. The whole division as currently structured seems to be on death watch. Lots of chatter about outsourcing." [14] Further reporting coincident with the rollout of the new Zagat website in July 2013 indicated both that the Zagat guides are "now smaller than ever," covering the same reduced list of nine cities as the website, and that Zagat had "quietly w[ound] down its licensing business. managing custom print guides for corporations" and third party content licensing. [3]

Regardless, Google's acquisition and integration of Zagat, while leading to the elimination of the Zagat enterprise as it had historically functioned, provided it "a strong brand in local restaurant recommendations. [and] lots of content for location-based searches." [14] Even so, questions are being raised about the apparent change of course, e.g., regarding Google's steering Zagat and its mobile app toward general content, and away from its traditional reviewer stable into an already very competitive, well-populated everyman restaurant review approach and business niche. [19] In commenting on the contraction in number of cities covered and in depth of print coverage, and on Google de-emphasis of the distinctive, traditional 30-point rankings (replacing it with a 5-point scale for products not at the Zagat website), Jason Clampet at Skift writes, "Whether or not Zagat’s. brand voice will continue to rise to the top remains to be seen," and while "the Zagat brand may not seem as strong [post-Google]. [the] content’s influence on diners and drinkers is arguably stronger than ever, thanks to its deep integration into the world’s most popular. mapping service." [3]

On March 6, 2018, Google transferred ownership of the brand and assets to restaurant review website The Infatuation. They did not disclose the deal amount. [4] The Infatuation CEO and Co-Founder Chris Stang released a statement that the company was "thrilled by this opportunity to acquire such a pioneering and trusted restaurant guide as Zagat. it is the perfect complement to what we have been building at The Infatuation." They will reportedly operate as two distinct brands, with The Infatuation retaining its editorial-first focus and Zagat will expand user surveys and develop a new tech-driven platform. [22] In November, 2019 the print version of the guide was relaunched after a three-year hiatus. [23]


Know the Lingo:

  • Futomaki: a thick roll, usually cut into eight pieces. Specialty rolls are usually futomaki.
  • Hosomaki: thin roll with just one type of filling. Single-ingredient rolls such as salmon, tuna, or cucumber rolls are usually hosomaki.
  • Uramaki: a roll with the nori (seaweed) on the inside and rice on the outside. Sometimes called an inside-out roll.
  • Temaki: Also called a hand roll, this is a cone-shaped nori roll with the ingredients and minimal rice inside.

Seaweed Salad: Seaweed, sesame seeds, spices on top of fresh cucumber
70 calories, 4 g fat (1/2 cup)

Sopa de miso: Miso broth with bits of tofu, seaweed and green onions
90 calories, 2 g fat (1 cup)

Salmon or Tuna Tataki: seared fish topped with ponzu (citrus) sauce served over daikon radish
160 calories, 6 g fat (4 ounces)

Shumai: Steamed dumplings filled with meat, seafood or vegetables. 105 calories, 2 g fat (4 dumplings)

Tuna, salmon, shrimp or yellowtail (or any single fish)
175 calories, 2 g fat

Vegetable (or any combo)
135 calories, 0 g fat

Rainbow: Crab, cucumber inside, topped with tuna, yellowtail, salmon, fluke, avocado
476 calories, 16 g fat (Note: This roll is large enough to be a whole meal!)

Yellowtail-Scallion
185 calories, 2 g fat

Philadelphia/Bagel: Smoked salmon, avocado and cream cheese
320 calories, 5 g fat

Spider: Fried soft-shell crab, cucumber, avocado and roe (fish eggs)
510 calories, 21 g fat

Spicy Tuna: Chopped tuna, spicy mayonnaise, and crunchy topping
320 calories, 3 g fat & quot
(Note: Spicy" rolls are often made with trimmings from other rolls that are mixed with a flavored mayo.)

Eel and Avocado: Grilled eel with sweet and salty "eel" sauce and avocado
370 calories, 17 g fat

Sashimi/Nigiri

Sashimi is slices of raw or lightly cooked fish nigiri is raw fish on mounds of rice. Both are healthy choices sashimi is ideal for those counting carbs.


Ver el vídeo: Comida Japonesa en la Cd. de México - #DonDonBuri! (Enero 2022).